Las Máquinas y los Hombres Extraordinarios

12 06 2008

“Una máquina puede hacer el trabajo de cincuenta hombres ordinarios. Ninguna máquina puede hacer el trabajo de un hombre extraordinario”

Elbert Hubbard, Filósofo Norteamericano y Escritor (1865-1915).

Aunque esta frase fue escrita mucho tiempo antes de que entraran en juego las computadoras modernas, pienso que aún tiene vigencia en cuanto a que la creatividad parece ser un algoritmo imposible de imitar, de formar parte de un programa informático. Los grandes avances de la historia se han dado en breves saltos, cada vez que un hombre excepcional aborda un problema desde un punto de vista nuevo, revolucionario. Esa visión original se debe, muchas veces, a un destello de genialidad y, otras, al trabajo concienzudo y paciente de alguien que decidió poner su vida al servicio de una idea.

Una cosa para la que las máquinas parecen ser muy buenas es para generar respuestas. Planteen cualquier pregunta a una computadora y si ésta tiene la información suficiente y cuenta con un programa capaz de procesarla, generará una respuesta veloz, precisa y clara.

…pero el avance de la humanidad no se debe a los individuos (o a las máquinas) capaces de generar respuestas, sino a quienes se plantean las preguntas adecuadas y trabajan denodadamente para hallar una solución.

 


Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: